Una Semana de Locos

30 10 2011

Esta semana han sucedido y se han publicado noticias realmente importantes y estoy realmente sorprendido por la repercusión que han tenido en la Bolsa Española. Cada vez tengo más claro que mis predicciones bursátiles o no se cumplen en absoluto (no sucede nada) o bien son respondidas por la realidad con un comportamiento completamente contrario a lo esperado por mí (si creo que va a subir, baja y al revés).

De hecho, se dice de los economistas que se pasan la mitad del tiempo haciendo pronósticos que no se cumplen, y la otra mitad del tiempo estudiando y explicando el porqué no se han cumplido. Vamos allá con las 2 noticias que considero de mayor impacto de esta semana:

La madrugada del jueves se hacía público que se condonaba la mitad de la Deuda Pública a Grecia. ¿Y cuál fue la reacción de la Bolsa? El IBEX 35 tuvo la segunda mejor subida del año.

¿Cómo es posible que las entidades bancarias se hayan beneficiado de esta noticia? Imaginaos que ponéis 1000€ al banco a plazo fijo y la madrugada del jueves os enteráis que el banco sólo os devolverá la mitad… Si alguien presta algo, ¡es para que se lo devuelvan! Aunque se tratara de usura, al menos se espera que a uno le devuelvan lo prestado.

La única explicación que se me ocurre a la importante subida en la Bolsa, es la siguiente:
Era Crónica de una Muerte Anunciada que o bien Grecia se declaraba en Banca Rota (Europa no lo podía aceptar), Grecia le daba la patada al Euro y se buscaba su camino fuera de él (lo mismo) o bien los países y bancos le perdonaban parte de la deuda (lo que ha acabado sucediendo).

Ante estos 3 escenarios, los últimos meses el Mercado ya había ido penalizando a los bancos, de manera que su valor en el último año había ido bajando progresivamente. Por lo tanto, estaban penalizadas sus cotizaciones de antemano.

Justificado de esta manera, lo que ha provocado esta noticia ha sido poner las cosas en su sitio (o más bien en el sitio que muchos querían) y la Bolsa ha recuperado el valor que realmente debía de tener.

¿Y a partir de ahora qué semana nos depara? Viernes la Bolsa tuvo pocos cambios, y creo que la semana próxima será bastante estable (a ver si este otro pronóstico se cumple).

Al menos, por una vez los países de la UE han hecho las cosas bien, en lugar de condonar un 10% de la deuda y de aquí a unas semanas tener que hacer otro tanto y así alargar la agonía de Grecia, han cogido el toro por los cuernos y se han lanzado a la piscina. De una tacada se han cargado el 50% de la Deuda.

La segunda noticia ha sido la publicación del índice de desempleo por el INE. Según INE estamos a las puertas de los 5 millones de desempleados. ¿Quién era el sabio que decía que nunca llegaríamos a esa cantidad? España es un país estructuralmente con desempleo alto y con subidas y bajadas de éste en cantidades importantes. Si bien es cierto que esto no se arregla en pocos años, sí que es cierto que si no se plantan las medidas que han de funcionar a largo plazo, así seguiremos. Esperando a que vengan empresas extranjeras a darnos trabajo.

Pero a lo que iba yo… ¿Se publica este dato el viernes y la Bolsa ni se inmuta? O ya se sabía, o a los inversores ya no les importa. Somos un país con un paro de 2 dígitos y de ahí parece que no vamos a salir.

Pero no perdamos los ánimos, que cuando llegue lo peor, lo tendremos que afrontar con lo mejor de nosotros.

Un saludo,

@CaixaoFaixa





Los Mares del Sur

7 10 2011

Cada semana nos dicen que Grecia se va a hundir, cada quince días hay un banco que debe ser rescatado y cada mes hay un gurú de la economía que empeora las previsiones de recuperación.

Con este panorama, esta semana he decidido echar la vista atrás y ver el castañazo que se dieron otros. Al menos, me hace sentir mejor el ver que continuamos siendo humanos y que continuamos tropezando con la misma piedra una y otra vez.

La Burbuja de los Mares del Sur

En 1720 estalló una crisis en Gran Bretaña considerada uno de los primeros cracks de las historia.

La Compañía de los mares del sur (South Sea Company), fundada en 1711 logró el monopolio sobre el comercio con las colonias españolas en América. Lo que le garantizaba ser la única compañía que podría realizar el circuito comercial de la época:

Comprar esclavos en la costa Africana a cambio de armas, telas, y productos de escaso valor y calidad. Estos esclavos se vendían en las Antillas para proveer de mano de obra a las plantaciones de cacao, algodón o a las minas de plata del continente. El retorno a Europa era con cacao, algodón, índigo, café…

La compañía, a cambio, aceptó cambiar diez millones de libras en bonos del tesoro contra las acciones a una tasa de interés del 6%, lo que equivalía a una renta perpetua para los inversores.

El primer viaje comercial hacia América tuvo lugar en 1717, pero la ganancia fue poca. En 1718, las relaciones entre España y Gran Bretaña se deterioraron, lo que ensombreció las perspectivas de la compañía. En situación prebélica, el comercio sufre graves pérdidas. Pero aun así, seguían manteniendo que la inversión y el proyecto eran inmensamente provechosos a largo plazo.

Aun y así, la compañía divulgó rumores cada vez más extravagantes sobre el valor potencial de su comercio con el Nuevo Mundo, lo que tuvo el efecto de desatar la especulación. Las acciones subieron rápidamente, pasando de 128 libras en enero de 1720 a 550 a finales de mayo.

La compañía obtuvo la licencia real para comerciar en exclusiva de manera que su atractivo aumentó y sus acciones llegaron a las 890 libras a principios de junio. Este pico incitó a algunos inversores a vender. Pero los directores de la compañía ordenaron a sus agentes comprar títulos para así evitar la que el valor bajara por debajo de las 750 libras.

El rápido aumento del valor de la acción provocó un frenesí especulativo por todo el país. Los inversores se interesaron por Los Mares del Sur, pero también por otras acciones. A principios de agosto la cotización alcanzó las 1.000 libras, y la tendencia cambió bruscamente.

Otras burbujas estallaron al mismo momento en Ámsterdam y París y aceleró la caída de la cotización. La crisis se propagó a los bancos. Entre los accionistas que se arruinaron estuvieron miembros del gobierno.

La cotización quedó en 100 libras antes del fin de año. Ante la cólera de los inversores, el Parlamento se disolvió en diciembre, y una comisión ocupó su lugar. En su informe publicado en 1721, se reveló un fraude de gran amplitud organizado por los directores de la compañía. Los directores fueron arrestados y llevados a la Torre de Londres. La mayor parte fueron desposeídos de sus bienes: así, a John Blunt no le quedaron más que 5.000 libras de las 183.000 que tenía. James Cragg se suicidó. El nuevo canciller y el primer lord del tesoro, Robert Walpole, anunciaron una serie de medidas para restablecer la confianza pública y la solvencia de la compañía.

Nota: Al menos hace casi 400 años se intentó hacer algo de justicia y no como ahora, en la que los que más responsabilidad han tenido en esta crisis, no han pagado plato alguno.

La compañía continuó con su comercio (cuando no quedaba interrumpido por la guerra) hasta el final de la Guerra de los siete años. Pero su principal función fue siempre manejar la deuda gubernamental, más que comerciar con las colonias españolas. Por lo que su razón de ser no tenía demasiado sentido.

La Compañía de los Mares del Sur continuó encargándose de administrar parte de la deuda nacional hasta que se abolió en los años 1850.

Esta Crisis tiene muchos puntos coincidentes con la crisis del Tulipán, pero un poco más compleja. Digamos que los años fueron complicando las cosas. Pero en esencia, todo parte de lo mismo.

Un saludo,

Caixa o Faixa





La Acción de Oro

13 03 2011

Esta semana no me voy a centrar en la actualidad económica, no sabría por donde empezar. Por lo que prefiero centrarme en un concepto que algunos quizás hayáis oído antes, la “Acción de Oro”.

La Acción de Oro es el as que los gobiernos se han guardado en la manga cuando han privatizado empresas públicas. Mientras la mano derecha vendía, la mano izquierda se guardaba el derecho de poder decidir sobre las cosas importantes de aquello que se acababa de vender. Os pongo un ejemplo tontorrón:

Renault os vende un coche, y cuando decidís cambiarle las llantas, renovar neumáticos o venderlo, viniera Renault y no os dejara hacerlo. ¿Las razones? Ninguna.

El origen de “La Acción de Oro” y de los derechos especiales que ésta tiene se remonta al inicio de 1990 a la vera de la fiebre privatizadora que invadió la Unión Europea. Eran aquellos tiempos en los que gobiernos y empresas públicas tenían que romper lazos y por lo tanto muchas empresas hasta el momento públicas debían privatizarse. Empresas de telefonía, eléctricas, distribuidoras de agua, bancos, tabacaleras… eran vendidas por los gobiernos a aquellos que pudieran o quisieran comprar. Los Gobiernos europeos eran entusiastas a la hora de ingresar las ganancias derivadas de la venta de las grandes compañías de las que eran propietarios, pero se mostraban reacios a ceder su control a los nuevos propietarios privados. Por ello, algunos Gobiernos se reservaron una única acción, que llamaron Acción de Oro. Esta acción otorgaba un poder enorme al gobierno, ya que le permitía derechos exclusivos sobre determinadas operaciones estratégicas como el nombramiento por decreto de buen número de miembros del Consejo de Administración y altos ejecutivos de las empresas, acuerdos de fusión y adquisición o los de asociación con otras empresas.

La mera existencia de la Acción de Oro era una contraposición a la privatización de las empresas. El deseo de vender y cobrar se contraponía con el de mantener el control de las empresas. Esto chocaba con las intenciones de las Directivas de la Unión Europea. Y así lo hizo valer la Comisión Europea en su Comunicación de 1997 en la que defendía la incompatibilidad de la Acción de Oro con el Tratado de Roma y su filosofía del mercado único.

También el Tribunal de Justicia europeo condenó las acciones de oro en las sentencias dictadas en 2002-2005. En ellas siempre concluyó que, salvo excepciones, restricciones impuestas por algunos Gobiernos eran contrarias al derecho comunitario.

En la gran mayoría de casos, el tribunal siempre ha dado la razón a la Comisión Europea y condenado a los Estados miembros a rectificar sus legislaciones nacionales. No obstante, Gobiernos como el portugués o italiano han aducido hasta hace pocos años a un pretendido interés público que intentaron justificar por la naturaleza estratégica de los sectores considerados. Sin embargo, lo que no cuentan al ciudadano, y queda siempre entre bastidores, es el entramado político de poder a cuyos intereses quieren servir los Gobiernos. Lo que se traduce en mantener el poder político de los Gobiernos en los Consejos de Administración de estas empresas privadas. Además existe la resistencia del nacionalismo económico en aceptar que empresas nacionales emblemáticas qua han sido un símbolo de país puedan pasar a manos extranjeras.

Hay dos argumentos jurídicos que podrían eventualmente justificar la intervención del Gobierno para vetar una venta de una empresa estratégica para sus intereses. Primero, el artículo 323 del Tratado que establece que los Estados miembros tienen poder exclusivo para fijar qué debe ser privado y qué público dentro de su propio territorio. Pero cuando ya se ha privatizado una empresa, el gobierno no puede impedir una posterior venta. Segundo, si el Gobierno invoca que la telefonía (por ejemplo) es un bien vital y que ello le da poder o incluso le obliga a intervenir, el Tribunal podría preguntarle por las razones que le llevaron a privatizar la empresa. Incluso podría añadir que, si los riesgos son tan elevados, la renacionalice para así poder hacer lo que considere necesario. Una vez en la esfera del mercado, sin embargo, ha de atenerse a las reglas establecidas para todas las empresas por el Tratado de la UE. O sea, que los gobiernos pueden decidir si privatizan o no, pero no quedarse con ambas. Vender y mantener el control.

En los últimos años los Gobiernos europeos han ido renunciando progresivamente a la Acción de Oro sobre las empresas privatizadas y han optado cada vez más por la legislación ordinaria. Pero esto hay que agradecerlo a las resoluciones del Tribunal de Justicia de la UE, que ha declarado ilegales la mayoría de las acciones de oro por considerarlas un obstáculo a la libre circulación de capitales, a las inversiones transfronterizas y al buen funcionamiento del mercado interior.

En el caso de España, las últimas Acciones de Oro expiraron hace relativamente poco, Repsol expiró el 2006, Telefónica el 2007 y Endesa el 2008.

Paralelamente a todos estos movimientos que se han ido dando los últimos 20 años, se ha ido desarrollando un marco reglamentario que permite a los Estados miembros utilizar medios mucho más previsibles y transparentes para asegurarse de que las empresas cumplen con sus obligaciones de interés general.

Porque no nos engañemos, es de interés de todos nosotros que ciertos sectores estén bajo la tutela estatal pero bajo una gestión privada.

Un saludo,

Caixa o Faixa





iBanesto ¿Y ahora qué?

2 01 2011

Hace ya unos meses iBanesto irrumpió como un rompehielos en el mercado de la Banca On-Line para captar depósitos de otras entidades bancarias On-Line. Fue un ataque en toda regla a la línea de flotación de ING Direct. Lo que personalmente me ha extrañado, es que ING haya tardado tantos meses en reaccionar a los ataques. Aunque sospecho que se deba a los problemas financieros de la matriz en Holanda, por lo que no estarían muy puestos a plantar batallas en el mercado español cuando suficiente tenían con lo suyo.

Esta primera semana de Enero finaliza el plazo de la cuenta Azul de iBanesto en la que ofrecían un 4%TAE. Es por eso que a los clientes que tengan unos euros en este depósito, ya les habrá llegado la información sobre la “renovación” de este producto pero a un 3,6%TAE hasta el 1 de Mayo si mantienen el dinero. ¿Vale la pena? La verdad es que son las mismas condiciones que ofrecen a los nuevos clientes, por lo que no está nada mal el trato.

Por otro lado, durante Diciembre ING ha reaccionado con fuerza para recuperar Capital antes de cerrar sus cuentas anuales (vuelvo a sospechar que la Matriz se ha recuperado con el dinero de los contribuyentes europeos) . ¿Pero cómo han reaccionado? A los clientes que se llevaron sus ahorros a otras entidades, les han ofrecido un suculento 4,5T% TAE a 3 meses. Ya los nuevos clientes o a los incrementos de capital de clientes fieles, han ofrecido un 4% TAE a 4 meses. Pero todas estas aportaciones debían de hacerse antes de que acabara el año.

Y ahora que Diciembre ha pasado, ¿qué hay que hacer? Con el año 2.010 finalizado, los bancos ya han hecho su cierre de cuentas, por lo que poco interés van a tener por captar nuevos capitales a un precio alto. Por lo que para los que tengáis ahorros para colocar, va a ser algo difícil encontrar ofertas interesantes (espero equivocarme por el bien de los que tengan dinero para ahorrar o invertir).

Me preguntaba un compañero de trabajo si la Bolsa puede ser una buena alternativa al ahorro… ¿Qué puedo decir? Si tuviera la bola mágica, me guardaría la información para mí. Pero lo que si es cierto, es que la mayoría de analistas apuntan a que este año será un buen año para la Bolsa española con una revalorización del 15-20%. Pues todos a comprar acciones, ¿no? Quien quiera arriesgarse, que compre, pero yo no tengo pensado hacerlo (y si lo hago, no lo diré). Sólo los que tienen DINERO ganan en Bolsa, el resto sólo podemos soñar en ganar unos eurillos y creernos que somos unos cracs de las finanzas para luego perder lo ganado más otro tanto en la siguiente inversión empujados por la euforia. Por lo tanto, ¿os recomiendo ahorrar en Bolsa? ¡NO! Pero si que podéis invertir algo en ella (próximamente ya analizaré las diferencias entre el ahorro y la inversión).

Alternativas a nuestros protagonistas de hoy, ING e iBanesto pueden ser la Deuda que emite la Cooperativa Abacus al 4,25 TAE (hasta el 31 de Julio).

Otros bancos On-Line como OpenBank o Uno-e no están por la labor de la captación de ahorro. Por lo que no ofrecen depósitos interesantes a fecha de hoy.

Para el lector menos dado a las aventuras con bancos On-Line, Bolsa o Deuda de nosequé entidades, también tengo propuestas. Es sano ir a nuestro banco de toda la vida y preguntar. Nuestro banco debe de saber que tenemos interés por nuestros ahorros y que si ellos no nos ayudan a hacerlos crecer, algún otro banco lo hará. Con los tipos de interés tendiendo lentamente al alza (aunque el Euribor haya bajado unas décimas este mes), continuamente los Bancos y Cajas ofrecen productos nuevos al 3,25% TAE, 3,5% TAE… Algo menos que la banca a distancia, pero que muchas veces no nos lo ofrecen porque se lo ofrecen antes a aquellos clientes que si han mostrado interés.

Tampoco hay que dejarse engañar por la moda que se ha extendido en las oficinas bancarias con los carteles enormes que anuncian 5% TAE por nuestros ahorros. Este 5% sólo te lo dan si “compras” algún otro producto financiero como un plan de pensiones.

Por cierto, ¿os habéis fijado en que cada entidad bancaria intenta vincularse a un color en particular? Cosas del Marketing.

Hasta la fecha, esto es todo.

Un saludo y Feliz Año Nuevo a todos los lectores!

Caixa o Faixa